Entradas

Augusto 6

Imagen
Rebelión contra Octaviano
Finalmente hubo negociación. Para sellar acuerdos, era frecuente emparentar entre socios, ya había habido una boda entre Octaviano y la hija de Fulvia, de poca edad y que fue disuelta antes de que la niña cumpliera los doce años. Por lo tanto, era necesaria una nueva boda. Esta vez el novio sería Marco Antonio, que acababa de quedarse viudo. La novia sería Octavia, la hermana de Octaviano, mayor que él, que también había enviudado hacía poco tiempo y contaba unos treinta años. Todo se solucionó satisfactoriamente. Todo menos una sombra que cubrió la negociación. Hasta Octaviano llegó la noticia de que Quinto Saldivieno Rufo, uno de sus amigos y hombre de confianza, le había traicionado. Saldivieno había quedado al mando de las legiones de la Galia. Por lo visto había tenido correspondencia privada con Antonio, insinuando a éste que estaba dispuesto a cambiar de bando. Octaviano le envió inmediatamente una citación para que se presentara en Roma ante él. Saldi…

Augusto 5

Imagen
La locura de Octaviano
Había sido una victoria completa, la república estaba demolida y los últimos de sus defensores, unos 14.000 soldados, negociaron su rendición. Pero Octaviano no estaba contento, el más joven de los triunviros estaba emocionalmente deshecho, trastornado, enfermo, agotado... y es posible que al borde de la locura. Entre los últimos defensores de la república había personalidades distinguidas que acudieron a negociar, pero Octaviano los insultó y decidió que debían ser ejecutados. A las historias de terror durante la proscripción habría que añadir estas otras, tan crueles como indignas, de hombres que lucharon por sus ideales y que ya estaban vencidos.
-Un soldado le pidió a Octaviano ser enterrado con dignidad después que lo ejecutaran. Eso le corresponde a las aves carroñeras, fue la respuesta.
-Un hombre pidió piedad, pero sobre todo, pedía clemencia para su hijo, que había luchado junto a él. Pero Octaviano revolvió todo su interior para sacar su sentimiento má…

Augusto 4

Imagen
Historias de terror
Las proscripciones causaron muchas víctimas y proporcionaron multitud de historias dramáticas, de heroicidad y traición, de deslealtad familiar, de amigos que delataron a amigos, esclavos que asesinaron a sus amos, y muchas atrocidades más; auténticas historias de terror que darían para llenar muchos libros. Vamos a recoger aquí, muy resumidamente, algunas de ellas.
-Se cuenta que un niño fue asesinado camino del colegio. Otro murió el dia de la ceremonia que lo convertiría en hombre. Eran niños que habían heredado fortunas. Un joven llamado Atilio había heredado una gran fortuna al morir su padre. No tardó en ver su nombre añadido a la lista de proscritos. Los esclavos le abandonaron y entonces acudió a su madre que tampoco quiso cobijarle por miedo. Después de esto, no quiso pedirle ayuda a nadie más y huyó a las montañas, pero fue hecho prisionero por unos traficantes de esclavos. Vendido y obligado a trabajar duro, después de haber crecido rodeado de comodidade…

Augusto 3

Imagen
La batalla de Mutina
En febrero, Octaviano marchó con su ejército de veteranos, que ya era un ejército legal, al haber obtenido el cargo de propretor, a reunirse con las fuerzas del cónsul Hircio. El otro cónsul, Pansa, se quedaría para reclutar otras cuatro legiones. Y mientras marchaba, reflexionaba sobre ciertas cuestiones, porque Octaviano era joven, pero no estúpido, y sabía que lo estaban utilizando. Apiano cuenta que se dio cuenta que lo estaban tratando como a un niño. ¿Realmente le convenía acudir a luchar contra Marco Antonio, el cual no hacía otra cosa que atosigar a uno de los asesinos de su tío? Y si acababan con el ex cónsul ¿qué sacaría él con todo esto? Una vez aniquilado el enemigo del senado ya no les sería útil. ¿De qué forma iba a conseguir hacerse con el legado político de Julio César? Quizás el verdadero enemigo no era Marco Antonio, éste solo lo era de la república, igual que lo era él, Octaviano. Una vez se hubo reunido con Hircio, se dio cuenta de otro detall…

Augusto 2

Imagen
La decisión de Octavio
A la carta donde se le informaba de la muerte de su tío abuelo le siguió otra donde su padrastro Filipo le daba algunos detalles más de cómo estaban las cosas por Roma. El senado, siguiendo los consejos de Cicerón había aprobado una amnistía para los asesinos y no serían perseguidos. Sin embargo, durante el funeral, la gente pareció enloquecer y pidió venganza. Las propias legiones tuvieron que intervenir para calmar los ánimos. Pero, ¿qué estaba ocurriendo en Roma después del asesinato? Lo que ocurría era que había miedo, pues rara vez se cometía un asesinato en el que además no murieran seguidores o familiares del asesinado. El propio Marco Antonio se ocultó varios días por temor a ser la siguiente víctima, pues el consulado, entre otros favores, se los debía a César. Pero esta vez sería distinto. Los asesinos creían haber librado a la república de un tirano y que el pueblo se lo agradecería, así que, con la víctima principal bastaba. Pero el pueblo reaccionó …